Directora General de la UNESCO emite un comunicado

irina-bokova-directora-general-de-la-unescoLa directora general de la agencia cultural de la ONU, UNESCO señaló su disgusto y oposición a los propios miembros de su organización el viernes, un día después de que se adoptara una resolución que rechaza la conexión judía histórica con los sitios sagrados de Jerusalém.

A pesar de que no menciona explícitamente la resolución, Irina Bokova hizo su desaprobación del movimiento tranquila, y dijo que los esfuerzos para negar la historia y el caracter multi-confesional de Jerusalém hace daño a la UNESCO.

«La herencia de Jerusalém es indivisible, y cada una de sus comunidades tiene derecho al reconocimiento explícito de su historia y su relación con la ciudad», dijo Bokova, en un comunicado.

Bokova señaló que «las tradiciones culturales y espirituales de todas las religiones en Jerusalém se basan en textos y referencias conocidos por todos, que son una parte intrínseca de la identidad y la historia de los pueblos».

«Negar, ocultar o borrar cualquiera de las tradiciones judías, cristianas o musulmanas socava la integridad del lugar, y va en contra de las razones que justificaron su inscripción en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO«, dijo. «Cuando estas divisiones se transportan a la UNESCO, una organización dedicada al diálogo y la paz, nos impiden llevar a cabo nuestra misión».

No estaba inmediatamente claro qué medidas, si las hubiere, Bokova tiene la intención de tomar a la luz de su declaración. La resolución fue aprobada el jueves en la fase de comisión de la UNESCO. Todavía debe ser validada por el Consejo Ejecutivo de la UNESCO cuando se reúna la próxima semana, pero la redacción es poco probable que cambie.

Previamente el viernes Israel informó a Bokova que suspendía su cooperación con la UNESCO. El ministro de Educación Naftalí Bennett dijo que el movimiento era una negación de la historia que da un impulso al terrorismo«.

Bennett, quien se desempeña como presidente de la Comisión Nacional de Israel para la UNESCO, dijo que todas las reuniones con los funcionarios de la UNESCO, la participación en foros internacionales y la cooperación profesional serían suspendidas hasta nuevo aviso.

El proyecto de resolución de la UNESCO, patrocinada por varios países árabes, se refirió al Monte del Templo y al Muro occidental sólo por nombres musulmanes y condenó a Israel como «la potencia ocupante«.

Israelíes y muchos Judíos de todo el mundo ven el movimiento como el último ejemplo de un sesgo anti-Israel arraigado en las Naciones Unidas, en el que Israel y sus aliados son abrumadoramente superados en número por los países árabes y sus partidarios.

Sin categoría

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *