¿Nos reemplazarán las máquinas?

¿Nos reemplazarán las máquinas?

En un mundo de inteligencia artificial

Desde Siri del sistema operativo IOS de Apple hasta películas como “I, Robot” o “Her”, la inteligencia artificial (IA) ha estado presente en nuestras vidas ahora y mucho antes de que siquiera pudiéramos percibirla. ¿Qué tal si descubrieras, por ejemplo, que un robot está escribiendo este artículo? ¿Emocionante o terrorífico?

 

La inteligencia artificial no es sólo ciencia ficción. Es algo que incluso los griegos incluyeron es sus leyendas mitológicas a través de la historia de Talos, un gigante de bronce que de acuerdo a versiones del mito, era un autómata creado por Hefesto. Al parecer, en la mente de la humanidad, siempre ha existido la posibilidad de que no sólo los seres no humanos tengan vida propia.

 

La inteligencia artificial VS la inteligencia humana

 

En enero del 2016, Fan Hui, tricampeón del milenario juego de tablero chino Go, un juego de estrategia en el que dos jugadores tratan de ganar territorio de su oponente, fue vencido por un programa desarrollado por Google, en una victoria histórica para las fuerzas de la Inteligencia artificial. Para darnos una idea, es importante decir que el juego Go requiere de mucha más destreza que el ajedrez.

 

Sin embargo, ¿hasta dónde puede llegar la inteligencia artificial hoy en día? ¿Es capaz de llevar a cabo tareas creativas?

 

Jon Bernstein es un consultor digital, escritor y editor que tiene su propia opinión sobre el uso de la inteligencia artificial en procesos creativos y artísticos como lo es escribir:

 

“Si todo el periodismo fuera una fórmula, entonces, la automatización sería el futuro. Sin embargo, obviamente no todo es así. El periodismo no se trata únicamente de proveer información, sino de poner contextos, es acerca de decirle a la gente lo que significa”.

 

Al día de hoy, así como a la creación de contenidos escritos por robots les hace falta contexto, a la inteligencia artificial le hace falta otra característica importante que la humanice: la empatía.

 

Robots detrás de nuestras conversaciones

 

Hoy puedes pedir un taxi o comida a través de una aplicación, pero, ¿te imaginas hacerlo a través de tu sistema de mensajería favorito? Poco a poco y de forma gradual, en una de las mayores revoluciones tecnológicas, las aplicaciones móviles están siendo reemplazadas por softwares llamados chatbot.

 

Los chatbots son aplicaciones de mensajería que funcionan como una interfaz de comunicación, lo que resulta ser la herramienta perfecta para dar asistencia a los clientes de muchas marcas dentro de sus sitios web. Lo interesante de los chatbots es que cada vez los están haciendo más humanos, con personalidad propia, capaces de detectar patrones de conversación y lograr interacciones sutiles; robots que parecen humanos.

 

La magia de los chatbots es hacernos creer que el interlocutor que está del otro lado de la ventana de la conversación no es un robot, sino que es una persona como nosotros. Según un artículo de Forbes, los“chatbots serán nuestros nuevos mejores amigos”.

 

El futuro será… ¿artificial?

 

El Banco de Inglaterra estima que a la larga el 48% de los trabajadores humanos serán reemplazados por robots y softwares automatizados, y ArkInvest predice que 76 millones de trabajos en Estados Unidos desaparecerán en las próximas 2 décadas.

 

Bueno, Ray Bradbury también creía que en un futuro no tan lejano a 1953, cuando escribió la novela de Fahrenheit 451, tendríamos prohibido leer y los bomberos en lugar de apagar incendios, quemarían todos los libros existentes en el mundo. Y estamos en el 2016 y por fortuna aún podemos leer.

 

En un futuro no muy lejano y en muchas cosas del presente, veremos cada vez más aplicaciones de la inteligencia artificial en temas de salud, educación, negocios y hasta en la forma en la que nos relacionamos.

 

Si quieres saber más sobre la inteligencia artificial, tienes que ver el debate que se llevó a cabo en el Noveno Festival de Mentes Brillantes. Conoce a los ponentes que están a favor como Matt Ridley, y a los que están en contra, entre ellos Martin Ford. ¡No te lo pierdas y play the game!

 

Andrés Roemer

Sin categoría

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *