Miembros destacados de la Comunidad, el embajador de Israel en México y DiarioJudio en la comida de los #300 líderes Mexicanos

Miembros destacados de la Comunidad, el embajador de Israel en México y DiarioJudio en la comida de los #300 líderes Mexicanos

Personalidades de México, de la Comunidad judía el Embajador de Israel en México, polícos, líderes de opinión, bloggeros, economistas  diariojudio reunidos en el Magno eventos de la comida de #los300 líderes mexicanos mas influyentes

En el vestíbulo del Auditorio Nacional se dieron  cita los personajes que forman parte de la comunidad de Los 300 Líderes más Influyentes de México.

En el marco de la comida anual de Los 300 Líderes más Influyentes de México, la revista Líderes Mexicanos celebro 25 años en el mercado periodístico en compañía de más de mil asistentes, miembros de la comunidad de Los 300, invitados especiales y líderes de opinión.

En este espacio se contocon las atinadas palabras del Dr. José Waldenberg asi como del  Enrique de la Madrid Cordero, Secretario de Turismo que compatió su visión y plan de progreso nacional.

Esta comida es el punto de encuentro entre las mujeres y los hombres que, desde distintos frentes, marcan el rumbo y destino de México e inspiran con su ejemplo a nuestra sociedad.

Entre las personalidades ahi reunidas y con quienes diariojudio.com compartió este importante evento están por supuesto los Hermanos Ferraez, el Dr Miguel Angel Mancera,Isaac Chertorivsky, Jose Antonio Meade,Ricardo Anaya,Salvador Villalobos,Rosi Orozco, Bernardo Noval, Jaye Galicot,German Campos,El Padre Cipriano Rector de la universidad Anahuac, Luis Wertman, Leo Zukermann , Carlos Alazraky, Larry Rubin, Joseph Chamasour, Santiago Kuribrena de twitter, Salomón Chertorivsky,Deborah Holtz, Carlos Navarrete,Rossana Fuentes, Sara Calvo, Francisco Javier Gonzalez, Eduardo Ruiz Healy, Jorge Ortiz de Pinedo, Isaac Madinaveitia,,Luis Ferezin,German Huesca, Eduardo Huesca, El Licenciado Enrique Vargas y que tan buena labor ha realizado al frente de Huixquilucan, Sergio Villalon, Eric Descombes,Maria Ochoa,Luis Carlos Romo,, Armando Barona, Rafael Zaga, Santiago Kuribrena, Francisco Javier Gonzalez, Representantes de la Comunidad Judía, Edgar Elias Azar, Jonathan Peled Embajador de Israel en México,Juliette Frey, WereverTumorro, Mario Bautista, Michel Leon,Tita Marbaez, David Daniel,Antonio Perez Garibay, Jessica de Leon, Enrique Beltranena,Altair Jaibo,Julio Di Bella,,Luiz Nuñez, Miriam Saldaña Cheirez, entre otros

Muy importante en este evento resulto la presencia de ATT y su realidad virtual impulsando a NO usra el celular mientras manejas

y a conducir responsablemente, una gran iniciativa a la que despues de subirnos a su caro y realizar el viaje comprendimos ampliamente y nos comprometimos a respetar esta importante norma de no manejar y ver el movil

O de Volaris siempre apoyando los grandes eventos,

Y destacando la presencia de CTCA Cancer Traetment centers of America que junto con líderes Mexicanos se une a las campañas de lucha contra el cancer, y en esta ocasión montando un stand muy simbolico con todo y guantes de Box para enfrentarnos de la mejor manera a esta terrible enfermedad y para la que CTCA se dedica desde hace tiempo en Estados Unidos y hoy en México brindando las mejores consejos, asesorias, y tratamientos para prevenir , controlar y tratar todo tipo de Cancers

los-300-lideres-mexicanos-38los-300-lideres-mexicanos-31

 

 

 

 

 

mas fotos en

https://www.facebook.com/diariojudio/photos/?tab=album&album_id=1090033117755108

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1090033117755108.1073741884.103086723116424&type=1&l=83a84b84ed

 

 

stas fueron las palabras del Secretario de Turismo del Gobierno Federal, Enrique de la Madrid Cordero, durante su participación en la “Comida de los 300 Líderes Mexicanos”, a la cual asistió con la representación del Presidente de la República.

“Muchas gracias quiero mandarles un afectuoso saludo de parte del Presidente de la República, y felicitar sobre todo a Jorge y Raúl por estos 25 años de la revista líderes, así como impulsar exitosamente este diálogo tan importante.

México tiene todo para ser un país desarrollado en esta generación, este es precisamente el mensaje principal que plasme en un libro que se llama México en la generación del desarrollo, nunca tan cerca como hoy, en el cual creo firmemente y quiero compartirlo con ustedes. Ya que si somos más los mexicanos que creemos y actuamos no habrá obstáculo alguno que nos impida cumplir esta gran misión.

Es cierto que nuestro país enfrenta importantes retos y ofensivos rezagos, no obstante es elemental reconocer los enormes avances que los mexicanos hemos logrado, que nos han antecedido y que hoy constituyen la plataforma a partir de la cualesta generación tiene la obligación de seguir construyendo un México mejor.

Permítanme poner, solo algunos ejemplos: en materia de salud, hemos pasado de tener en 1930 una expectativa de vida de 34 años a 76 años hoy, poco menos que lo que tiene Japón y mucho más de lo que tiene Sudáfrica que es un país brick.

También en  materia educativa hemos pasado por ejemplo de la gente que tiene de 6 a 14 años de tener una cobertura del 64 por ciento en 1970 a 96 por ciento en el año 2015.

Y también, por qué no, ni modo que no le dedique un párrafo al turismo. El turismo también se ha consolidado como uno de los principales motores de la economía; 8.5 por ciento del PIB, nueve millones de mexicanos vivimos directamente o indirectamente del turismo y es sobre todo generadora de empleos para los más jóvenes.

Y es también importante reconocer como lo dijo Pepe Woldenberg, que todo esto lo hemos hecho en un contexto de perfeccionamiento de nuestra democracia y de nuestras instituciones.

Hace tan solo 40 años México era que a nuestro país le faltaba un régimen político verdaderamente democrático. Parecen lejanas esas elecciones de 1976, cuando un solo candidato a la Presidencia de la República se presentó solo a esa contienda, un hecho hoy absolutamente impensable.

Hoy contamos con ciudadanos que utilizan de forma racional y diferenciado su voto. Con un sistema de contrapesos, representados por un Poder Judicial y un Legislativo independientes, así como estados y municipios soberanos e independientes.

Enrique de la Madrid, Secretario de Turismo

Enrique de la Madrid, Secretario de Turismo

Por otra parte, México tiene ventajas comparativas que no tienen otros países en el mundo, por ejemplo, la estabilidad macroeconómica de nuestro país es el resultado de 40 años de trabajo de los mexicanos, independientemente de los partidos políticos y hay que recordar que 30 años en México llegamos a tener una inflación del 159%, lo cual contrasta muy favorablemente con el 2.13% del año pasado, la cifra más baja desde que contabiliza eso el Inegi.

México tiene una ubicación geográfica envidiable, pero esta no sería útil si no hubiéramos firmado 13 Tratados Comerciales con 46 países, y es por eso que hoy intercambiamos 531 un mil millones de dólares con los Estados Unidos, cinco veces más que en 1994.

Y además durante los últimos quince años hemos experimentado un crecimiento de seis veces el monto de estas exportaciones.

Gracias a la competitividad de México también hemos dejado de depender del petróleo. En 1970 el 70% de las exportaciones eran petróleo, hoy el petróleo no representa más del 6% de las exportaciones y 90% de las exportaciones son precisamente manufactureras.

Es a partir de esta plataforma que hicieron los mexicanos que nos antecedieron y muchos de los aquí presentes, que ahora bajo el liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto, y con el concurso de las fuerzas políticas, estamos llevando a cabo la instrumentación de Reformas Estructurales.

A través de ellas por ejemplo, hicimos una Reforma, en materia precisamente de competencia, para que los mexicanos podamos comprar más bienes y más servicios a precios más bajos.

Una Reforma Financiera para que haya más crédito y más barato. O una Reforma Laboral también para que haya flexibilidad en el empleo. Una Reforma Política para tener una sociedad más participativa en procesos electorales y transparentes.

Algunas de estas Reformas ya están dando resultados. Un tema que conozco porque lo he vivido es el tema del financiamiento. Hoy en día el financiamiento ya alcanzó el 31% del PIB, cuando hace algunos años era tan sólo  del 25%.

En telecomunicaciones, ustedes lo saben. Ha habido una disminución importante también en materia de los precios sobre todo de telefonía celular.

Se han generado también 2 millones de empleos.

 Y en la Reforma Educativa, creo que hablan mejor dos héroes mexicanos que son más elocuentes de lo que pueda decir yo. Benito Juárez decía sobre la educación y cito “la instrucción es la primera base de la prosperidad de un pueblo, a la vez que es el medio más seguro para hacer imposible los abusos del poder”.

Y también de manera brillante José Vasconcelos decía “educar es preparar al individuo para determinado propósito social, las escuelas monárquicas se proponían a buenos súbditos, las escuelas teológicas buenos sacerdotes, los despotismos empeñan en formar soldados, pero solamente  los pueblos civilizados procuran formar buenos ciudadanos”; es decir hombres y mujeres libres, capaces de juzgar la viada desde un punto de vista propio, de producir su sustento y de forjar la sociedad, de tal manera que todo hombre y mujer -actualizaría yo de trabajo- esté en condiciones de conquistar una cómoda manera de vivir.

No obstante lo anterior hay que reconocer que existe un sentimiento de malestar de enojo, de molestia en la ciudadanía, este no es un sentimiento privativo solamente de los mexicanos. El otro día alguien me comentaba y me llamó la atención cuando me dijo -Enrique, la gente en el mundo está enojada con sus gobiernos, sobre todo porque no están encontrando soluciones a sus problemas- y tiene razón, y México no es la excepción; sin embargo considero que no vamos a encontrar solución a nuestros problemas, mientras los sigamos atendiendo de la forma en como los atendemos hoy.

Debemos por ejemplo, de enfrentar muchos de estos problemas, y hablaré luego de México son también mundiales o ¿no son problemas mundiales, por ejemplo, el insuficiente crecimiento económico, la baja generación de empleos y la falta de oportunidades para los jóvenes y también no son problemas mundiales una creciente desigualdad o una migración masiva, que viene huyendo de persecuciones políticas y la falta de oportunidades en sus pueblos?

O los temas de terrorismo o el crimen organizado, o el cambio climático ¿no son problemas globales? 

Si seguimos atendiendo los problemas globales bajo un enfoque local muchos de estos problemas no tendrán solución.

Enrique de la Madrid, Secretario de Turismo

Enrique de la Madrid, Secretario de Turismo

Coincido también con lo que dice Aguilar Camín y en donde señala “que el ánimo como reto del mundo se aproximan cambios profundos de las civilizaciones y de las mentes humanas”.

En México también enfrentamos varios de estos retos comunes, pero tenemos los propios. El fondo de la insatisfacción de los mexicanos radica en que, a pesar de lo logrado, todavía no hemos logrado abatir la pobreza, abatir la desigualdad. Y tampoco hemos logrado construir las instituciones y un estado de derecho que, precisamente, nos ayude a erradicar la impunidad, la corrupción y la inseguridad.

Sin embargo, este descontento es para mí, y al final del día esto es lo que les quiero compartir, este descontento, al final del día, es una señal positiva de los mexicanos porque representa la evolución de la sociedad mexicana. Porque hoy aspiramos a condiciones superiores, porque hemos superado estadios anteriores.

Detrás de este pesimismo, existe un enorme optimismo en nuestro país y sobre sus potencialidades. Sólo se rebela aquel que sabe que puede aspirar a algo mejor. México está inconforme y molesto porque sabe que puede ser un mucho mejor México. En la insatisfacción y exigencia de los mexicanos, estamos definiendo el país al que aspiramos: queremos un país con menos pobreza, con menos desigualdad. Para alcanzar la felicidad, todos necesitamos un mínimo de bienestar. Nadie debe ser condenado a pobre por el solo hecho de haber nacido pobre.

Queremos un país honesto donde los funcionarios públicos manejemos con inteligencia, rectitud y transparencia los recursos que nos encomienda la sociedad. Donde los ciudadanos se acojan a la ley. Y donde los empresarios cobren lo justo por los bienes y servicios que producen.

También queremos un país con justicia y severidad, donde se premia a los que respetan la ley, y se castiga a los que la violan; así como a los que atentan contra nuestra seguridad, la de nuestras familias y la de nuestros bienes. Ese México al que aspiramos, es posible alcanzarlo y depende de nosotros, de los liderazgos aquí presentes, y de los que no, el que lo logremos alcanzar.

Últimas tres reflexiones:

Tres son, desde mi punto de vista, las áreas donde podemos trabajar hacia adelante.

Uno. Mejores gobiernos y fortalecimiento institucional. Mejores gobiernos tienen la capacidad de diagnosticar de manera más adecuadamente los problemas de la sociedad, hacer mejores políticas públicas y coordinar los esfuerzos gubernamentales entre sí y con la sociedad.

Mejor gobierno no significa más grande, sino mejor preparado, que cuente con las mejores condiciones e incentivos para tener y retener a los mejores mexicanos al servicio del país.

Un mejor gobierno no sólo atañe al gobierno federal. Me refiero también a los estados, a los municipios. Debemos dotar de más capacidades a los gobiernos de estas localidades, pues ahora manejan más recursos que nunca y precisan de mayor capacidad de gestión, para hacer uso racional y honesto de estos recursos.

Si algo coincide la mayoría de los analistas y los organismos internacionales es que lo que distingue a los países de los pobres, es la fuerza de sus instituciones.

Segundo. También tenemos que tener una sociedad más participativa. Debemos complementar la democracia electoral, sobre todo a la que se refirió ‘Pepe’ Woldenberg,  con una democracia participativa. Estoy cada vez más convencido que la solución de nuestros problemas requiere de la participación de todos nosotros. La cosa pública, el interés general, nos incumbe a todos. Así como los temas de la salud, y que me disculpen los doctores, son demasiado importantes como para dejarlo sólo en las manos de los médicos, los temas del interés social, de la cosa pública, son demasiado importantes para dejarlos en las manos de los gobernantes.

Atrás quedaron los tiempos de los liderazgos unipersonales o mesiánicos, donde nos quieren vender que ellos o ellas tienen la solución a nuestros problemas, que no nos preocupemos, que se los dejemos a ellos, que ellos nos sacarán adelante. No caigamos en falsas ilusiones para luego desilusionarnos. Es el trabajo conjunto entre la sociedad y su gobierno, lo que hace grande a las naciones.

Por último. Cada vez me queda más claro, así como a muchos mexicanos, que se necesita un México más solidario y que se ocupen en apoyar a los que menos tienen. No hay duda que si seguimos por el camino que hemos trazado  e instrumentamos, adecuadamente, las reformar encabezadas por el presidente Peña Nieto, nuestra economía crecerá y generará más empleos.

Sin embargo, la velocidad a lo que esto ocurre, no es suficiente para atender los rezagos. Todos debemos participar en el apoyo de los mexicanos más necesitados y en la búsqueda de más oportunidades.

Parafraseando a un líder moderno que ustedes ya han escuchado: mientras haya un niño que no tenga una escuela, una familia sin vivienda o un anciano sin retiro, yo, como mexicano, soy responsable.

Somos parte de una misma familia, de una misma casa. No podemos pensar que sólo basta con hacer nuestra parte y decir: ya cumplí; tenemos que dar ese extra, involucrarnos con nuestra comunidad, ver y sentir los problemas que aquejan a la mayoría como propios, ser solidarios y ser corresponsables con nuestra sociedad.

La indiferencia no es la alternativa. Esta generación sí tiene la oportunidad de cambiar la vida de los demás.

Enrique De la Madrid Cordero / Foto: Líderes Mexicanos

Señoras y señores:

Para alcanzar el desarrollo de esta generación, México requiere cambiar el perfil de sus liderazgos. Un líder es aquel que ayuda a su comunidad a tomar consciencia de sus retos, de sus oportunidades, y trabajar en conjunto en el diseño de estrategias para alcanzar un estadio de desarrollo superior.

Así como los mexicanos del siglo XIX lucharon por establecer un México independiente y sentar las bases de un régimen económico, político y social; los mexicanos del siglo XX crearon instituciones para procurar un México con más justicia y más igualitario; a los mexicanos de la primera parte del siglo XXI, nos toca hoy, a todos nosotros, construir esos esfuerzos y alcanzar el México desarrollado al que ellos y nosotros aspiramos.

Muchas gracias”.

 

Estilo de Vida Eventos Para Divertirse

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *